otros datos
prototios de chverolet
la garrafa
breve reseña
Los prototipos Chevrolet, fueron una camada de vehículos presentados por diferentes preparadores, que motorizaron a sus máquinas con motores Chevrolet. El primero de ellos fue el revolucionario Chevitú, creación de José Froilán González y que marcó un punto de cambio en el automovilismo argentino. El más exitoso de ellos fue el Trueno Naranja, creación de Horacio Steven y campeón en 1968, con Carlos Alberto Pairetti al volante.
historia
A lo largo de la historia del Turismo Carretera, una larga sucesión de modelos desfilaron por las rutas y autódromos de Argentina. Desde las antiguas cupecitas, pasando por los más variados y vistosos prototipos de la categoría Sport, hasta los compactos que hoy por hoy, tienen al Torino, al Chevy, al Falcon y al Polara, como coches insignia. Es así como se formó la historia grande del automovilismo argentino.
Y yendo a los prototipos, veremos un poco de la historia de los Prototipos Chevrolet, entre los que se encuentran, el Chevitú, el Trueno Naranja, la Garrafa, el Chevytres y otros modelos que no han tenido trascendencia en cuanto a cantidad de carreras ganadas, pero que también supieron dar espectáculo.
la garrafa
La Garrafa, fue uno de los primeros prototipos en presentarse en el Turismo Carretera. Su creación estuvo a cargo de los hermanos Aldo y Reynaldo Bellavigna, quienes confiaron el diseño del auto al diseñador Jorge Parodi, y basaron la construcción del coche a partir del chasis de un Kaiser Bergantín, considerando que este auto tenía una excelente distancia entre ejes además de una buena distancia en su trocha. También se quiso dotar al vehículo con suspensiones más racionales, escasa área frontal, poco peso y la posibilidad de una provechosa potencia de masa. El mismo venía equipado con un motor Chevrolet "230" de 3100 cm3. La preparación del auto estuvo a cargo de los mismísimos Hermanos Bellavigna, y la conducción de este auto le fue confiada al piloto ítalo-argentino Andrea Vianini, quién ya era conocido en el ambiente por ser referente de la marca Alfa Romeo en Argentina, y era conocido de los Bellavigna por haber conducido un Maserati con motor Chevrolet, propiedad de Froilán González y preparado también por dichos hermanos.
Debutó en el automovilismo el 16 de junio de 1967, ganando la carrera disputada en el Autódromo de Buenos Aires. Allí, enfrentó al poderío del equipo oficial IKA, que ponía en pista a los Torinos preparados por Oreste Berta. Otro de sus acérrimos rivales esa fecha fue el Steven Ford F-100, preparado por Horacio Steven para el Equipo Oficial Ford y conducido por Atilio Viale del Carril. La carrera fue una de las más accidentadas de la categoría, ya que luego de la primera vuelta, los pilotos se encontraron con un coche que quedó detenido en la parrilla de largada. Varios autos se vieron involucrados, entre ellos el de Atilio Viale del Carril. Sin embargo, Andrea Vianini pudo sortear la carambola y se encaminó decididamente al triunfo, doblegando el poderío de los Torinos, que supusieron el final de la era de las viejas "cupecitas".
Debe su simpático nombre a las publicidades que lo decoraban, entre las que se destacaba la publicidad de AgipGas, una empresa de gas de origen italiano, además de estar pintado con los colores de las garrafas de Agip, que combinada a su forma tan embutida, daba la impresión de ser una verdadera garrafa andante.
carreras ganadas
16 de julio de 1967, Autódromo de Buenos Aires, Andrea Vianini 149,551
16 de marzo de 1968, Autódromo de Alta Gracia, Andrea Vianini 162,253c
Visitante Nro: