personajes
historia de
juan manuel fangio
Juan Manuel Fangio Déramo (Balcarce, provincia de Buenos Aires, Argentina, 24 de junio de 1911 – Buenos Aires, Argentina, 17 de julio de 1995) fue un automovilista de velocidad argentino. Es considerado por los especialistas como uno de los mejores pilotos profesionales del automovilismo mundial de todos los tiempos, por haber logrado cinco títulos mundiales de Fórmula 1 durante las temporadas de 1951, 1954, 1955, 1956 y 1957, y los subcampeonatos de 1950 y 1953.
En su niñez abandonó sus estudios para dedicarse a la mecánica automovilística y participar de competiciones no oficiales. En 1938 debutó en Turismo Carretera y compitió a bordo de un Ford V8. En 1940 pasó a competir con Chevrolet, con el cual obtuvo el Gran Premio Internacional del Norte y se consagró como Campeón Argentino de Turismo Carretera, título que repitió al año siguiente.​ Luego compitió en las categorías de Fuerza Libre (antecesoras de la Fórmula 1 Mecánica Argentina) donde ganó en cuatro ocasiones, desde 1947 a 1949 con un Volpi-Chevrolet y en 1950 con un Talbot.
En 1947, con la colaboración del gobierno argentino, comenzó a participar en los Grandes Premios del continente europeo.​ Desde 1947 a 1958, compitió en Grandes Premios de manera oficial para las marcas Mercedes-Benz, Maserati, Alfa Romeo y Ferrari obteniendo cinco títulos mundiales y dos subcampeonatos.
Fangio obtuvo 24 victorias, 35 podios, 29 pole positions y 23 vueltas rápidas en 51 Grandes Premios. Mantuvo durante un extenso período el récord de más títulos en Fórmula 1 hasta que fue desplazado por Michael Schumacher en 2003. Sin embargo, se mantiene como el piloto de mejor promedio de victorias, el único piloto que ganó campeonatos de Fórmula 1 con cuatro escuderías distintas y el piloto campeón más longevo de la historia (46 años y 41 días). Víctima de un grave accidente en Monza en 1952, estuvo dos temporadas alejado de los autódromos; una vez recuperado, se proclamó campeón del mundo en 1954 (Maserati y Mercedes-Benz), 1955 (Mercedes-Benz), 1956 (Lancia-Ferrari). Por otra parte, triunfó en las 12 Horas de Sebring de 1956 y 1957 con Ferrari y Maserati respectivamente. Luego de un secuestro en Cuba en 1958, obtuvo su última victoria en febrero de ese mismo año en el Gran Premio de Argentina, a los 46 años de edad, y se retiró de la competición unos meses después.
Desde 1974, fue presidente del directorio de la Mercedes Benz Argentina, y tras su retiro fue designado presidente honorario de Mercedes-Benz en Argentina desde 1987, e inauguró un museo en su ciudad natal. En 2011, en el centenario de su nacimiento, fue recordado en todo el mundo y se realizaron variadas actividades con motivo de su natalicio
Biografia
Infancia y juventud
Juan Manuel Fangio nació a las 0.10 del 24 de junio de 1911 como el cuarto hijo de los inmigrantes italianos Loreto Fangio (1880-1972) y Herminia D'Eramo (1885-1975) en una vivienda ubicada en el número 321 de la calle 13 de Balcarce.​ Sus hermanos fueron Herminia, José, Celia, Rubén y Carmen. Desde pequeño fue apodado el «Chueco» por la habilidad que tenía para enganchar disparos de zurda y convertirlos en goles durante los partidos de fútbol barriales.
Inició sus estudios primarios en la escuela Nº 4 hasta que en cuarto grado se trasladó a la escuela Nº 1. Con apenas nueve años comenzó a trabajar para colaborar con la economía de la familia en una herrería, donde refaccionaba los carruajes de la zona y realizaba trabajos de forja de metales.​ Para 1922 ya se desempeñaba en la mecánica automovilística​ mientras estudiaba. Se incorporó a la concesionaria Rugby al año siguiente como asistente de Raimundo Carlini, con quien aprendió a conducir vehículos y reparar maquinarias agrícolas.​ Según él, «la primera vez que manejé... Me subí al auto, arranqué, empecé a andar y cuando vi que podía doblar y frenar tuve la impresión de que el auto tenía vida... De chico, siempre miraba cómo manejaban los mayores. Y aprendía mucho en los ómnibus».​
En 1924, inició sus primeros trabajos para la agencia automotriz Ford. Su jefe de mecánicos, Guillermo Spain, lo orientó respecto de las partes que constituyen un motor. También ingresó como ayudante de mecánica en el taller de la agencia Studebaker del piloto local Miguel Viggiano, donde aprendió cuestiones relacionadas con el ajuste de motores.
Adquirió su primer vehículo, un Overland, como parte de pago de sus salarios a los 16 años. Luego de guardar reposo durante un año a causa de una pleuresía, Fangio comenzó a participar como delantero de media punta en el Club Rivadavia además de practicar boxeo.​ Años después fue incorporado al Club Leandro Alem y Mitre e incluso, llegó a integrar la selección de fútbol de Balcarce.​
Aspirante al automovilismo
En 1929 obtuvo el segundo puesto a bordo de un Chevrolet serie AB como acompañante del piloto Manuel Ayerza en una competencia zonal que se llevó a cabo entre Coronel Vidal y General Guido. Volvió a participar como acompañante sobre un Plymouth modelo 1929 junto a su cuñado José Brujas Font en el circuito de tierra denominado «La Chata» que bordeaba el campo en donde actualmente se erige el Aero Club.​ Paralelamente Fangio desarrolló una neumonía​ luego de un partido de fútbol que casi resultó fatal​ y lo llevó a permanecer en cama dos meses al cuidado de su madre.​
Luego de cumplir con el servicio militar,​ en 1932 instaló un taller mecánico rudimentario en sociedad con su amigo José Duffard. Su padre Loreto les proporcionó un terreno frente a su casa donde edificaron el taller y el futbolista Francisco Cavalloti aportó un viejo camión como capital. En 1934, la factoría fue trasladada a Boulevard del Valle y calle 14 bajo alquiler compartido con un comerciante, que ocupaba la parte delantera del local. La sociedad se amplió con la incorporación de uno de los hermanos de José, Bernardo Duffard.
Las primeras competencias fueron poco exitosas. Bajo el seudónimo de «Rivadavia» (nombre del primer equipo de fútbol en el que participó), debutó como piloto en una carrera no oficial en el circuito de Benito Juárez a bordo de un taxi Ford A. A causa del fundimiento de una biela, debieron abandonar la competencia cuando marchaban terceros a dos vueltas de la línea final. Poco después, fue descalificado en Gonzáles Chaves por llegar tarde al circuito a bordo de un Ford A.
El 21 de marzo de 1937, acompañado por Duffard, intervino de nuevo en una competencia no oficial en el circuito «La Chata» conduciendo un Buick, propiedad de Oscar Rezusta. Al comenzar la carrera, la palanca de cambios se desprendió, por lo que transitó toda la carrera con el cambio en tercera velocidad fijado con un destornillador. Sin embargo, debió abandonar hacia el final a causa de un descarrilamiento sobre una alcantarilla.
Debutó de modo oficial como piloto el 27 de marzo de 1938 en el circuito de Necochea con un Ford V8 que adquirió con el apoyo de varios amigos. Obtuvo el tercer puesto en la segunda serie tras marcar el quinto tiempo en clasificación. Sin embargo, Carlos Arzani finalizó primero con un Alfa Romeo 3800 y Fangio, resultó séptimo.
Turismo Carretera
En la categoría de Turismo Carretera, disputó su primera carrera del 18 al 30 de octubre de 1938 como copiloto del piloto de Balcarce, Luis Finocchietti. A pesar de que no recibieron el Gran Premio Argentino de Carretera, Fangio condujo la mayor parte del trayecto y clasificaron en el séptimo puesto.​ En noviembre se inscribió en la competencia denominada «400 km. de Tres Arroyos» pero esta fue suspendida por un fatal accidente, de modo que clasificó octavo en las primeras cuatro vueltas.​
Su última carrera con un Ford V8 la realizó en el Circuito del Bosque de 1939 con Héctor Tieri como acompañante. Condujo su primera competencia como piloto de Turismo Carretera a bordo de un Chevrolet en el Gran Premio Argentino. Una fuerte lluvia interrumpió la corrida y Fangio finalizó vigésimo segundo en Concordia. Sin embargo, se reanudó con el nombre de Gran Premio Extraordinario en la provincia de Córdoba, donde logró su primer triunfo al ganar la cuarta etapa desde Catamarca a San Juan.​ Tras la victoria, comenzó a pensar que el automovilismo deportivo podía dar una buena reputación a su negocio si lograba demostrar la calidad de los trabajos. Fue así como comenzó a desarrollarse Fangio, Duffard y Cía., que posteriormente se convirtió en una importante empresa.
En octubre de 1940, después de 9500 km de competición en Argentina, Bolivia y Perú, ganó su primera carrera en Turismo Carretera al obtener el Gran Premio Internacional del Norte. El Chevrolet 1940 que condujo ahí fue adquirido con el producto de una rifa. Con el dinero obtenido en esa carrera lo compró definitivamente y la parte restante fue destinada a su taller para librarlo de intereses.​ Fangio clasificó como Campeón Argentino de TC​ y se convirtió en el primero para la historia de Chevrolet.
Se consagró nuevamente como Campeón Argentino de TC en 1941​ cuando venció a Oscar Gálvez en el Gran Premio Getúlio Vargas en Brasil, poco antes de participar en las «Mil Millas Argentinas». En 1942 el piloto tuvo un resultado favorable durante la segunda y última etapa del Gran Premio del Sur pero finalizó en el décimo puesto de acuerdo con la clasificación general. De todos modos, logró triunfar en la carrera «Mar y Sierras» con su cupé Chevrolet.
Alrededor de 1943 debió cerrar su taller como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial y se asoció con su amigo Héctor Barragán, con quien viajó permanentemente al sur del país con el fin de adquirir camiones y acoplados para comerciar sólo sus neumáticos ya que escaseaban en Argentina a causa del conflicto bélico. En 1946, luego de un breve período de inactividad, retornó al automovilismo con dos competencias no oficiles en Morón y Tandil a bordo de un Ford T.
Su primera competencia en Mecánica Nacional (MN), previa a la carrera por el Premio Ciudad de Rosario, ocurrió en 1947 en el circuito de Retiro a borde de un Chevrolet con chasis de Ford T. Luego de su triunfo en MN, Fangio fue habilitado reglamentariamente para competir en la prueba de coches Grand Prix que ganó Aquiles Varzi con Alfa Romeo. Significó su debut en pruebas internacionales de pista con un coche de Mecánica Nacional. Durante el resto del año, triunfó en el GP Ciudad de Montevideo-Uruguay, el GP Primavera de Mar del Plata y en el circuito «Doble Vuelta de la Ventana» de Turismo Carretera.
Durante el circuito de Palermo de enero de 1948, condujo su primer coche de carreras de Grand Prix, un Maserati 1500 de la escudería francesa Naphtra Course perteneciente al volante George Raph. Su participación ahí fue seguida por la de «Vuelta de Pringles» y «Vuelta de Entre Ríos», ambas pertenecientes al Turismo Carretera.​ Luego triunfó en tres carreras de MN, el 21 de marzo en el Premio Otoño de Palermo, el 28 de marzo en las «100 Millas Playas de Necochea» y el 2 de mayo en el Premio Ciudad de Mercedes Uruguay, todas con Volpi-Chevrolet.​ En una estadía en Francia, Amadeo Gordini lo invitó a competir con un Simca Gordini en Reims. A pesar de que abandonó en las dos pruebas, significó su debut en carreras de GP europeas.
Fangio ganó el Premio Fraile Muerto de Bell Ville y el Premio Jean Pierre Wimille en el circuito de Palermo de 1949 con el Volpi-Chevrolet en MN. Así mismo obtuvo su primera victoria contra pilotos europeos en Autos Especiales durante el circuito «El Torreón» de Mar del Plata a borde de una Maserati.​ Luego fue designado capitán de la comitiva argentina «Aquiles Varzi» que viajó a Italia para instalarse cerca de Milán, en Galliate. Instalado en Europa, ganó seis de las diez carreras llevadas a cabo: el 3 de abril en San Remo, el 18 de abril en Pau, el 8 de mayo en Perpiñán, el 22 de mayo en Marsella, el 26 de junio en Monza y el 10 de julio en Albi. Durante las mismas, utilizó sus coches de carrera Maserati, Ferrari y Simca.​ Su despedida de Turismo Carretera sucedió en el Gran Premio de Carreteras 1949 con su cupé Chevrolet de 1939, con el que obtuvo el segundo lugar por detrás de Juan Gálvez.

Visitante Nro: