los prototipos
de chevrolet
el trueno naranja
Los prototipos Chevrolet, fueron una camada de vehículos que compitieron en el automovilismo argentino presentados por diferentes preparadores, que motorizaron a sus máquinas con motores Chevrolet. El primero de ellos fue el revolucionario Chevitú, creación de José Froilán González y que marcó un punto de cambio en el automovilismo argentino. El más exitoso de ellos fue el Trueno Naranja, creación de Horacio Steven y campeón en 1968, con Carlos Alberto Pairetti al volante.
Historia
A lo largo de la historia del Turismo Carretera, una larga sucesión de modelos desfilaron por las rutas y autódromos de Argentina. Desde las antiguas cupecitas, pasando por los más variados y vistosos prototipos de la categoría Sport, hasta los compactos que hoy por hoy, tienen al Torino, al Chevy, al Falcon y al Polara, como coches insignia. Es así como se formó la historia grande del automovilismo argentino.
Y yendo a los prototipos, veremos un poco de la historia de los Prototipos Chevrolet, entre los que se encuentran, el Chevitú, el Trueno Naranja, la Garrafa, el Chevytres y otros modelos que no han tenido trascendencia en cuanto a cantidad de carreras ganadas, pero que también supieron dar espectáculo.
el trueno naranja
El Fast-Chevrolet o Trueno Naranja, fue el Prototipo Chevrolet más exitoso de todos. Este modelo, no es más ni menos que la evolución del Prototipo Baufer Ford F-100 creado por Baufer y preparado por Horacio Steven, que tuviera como saldo lamentable, las muertes de Oscar Cabalén y su acompañante, y la del acompañante de Atilio Viale del Carril. Estas muertes fueron la razón por la que el equipo oficial Ford le retiró el apoyo a Steven, dándoselo a José Miguel Herceg, uno de los preparadores más exitosos de la marca.
Al tomar conocimiento de la existencia de este auto, Carlos Alberto Pairetti se acercó al taller de Steven para proponerle rediseñar el modelo y equiparlo con motores Chevrolet. Finalmente el coche debutó en el autódromo de Buenos Aires, donde finalizó con un abandono. Sin embargo, en las carreras siguientes, el coche se terminó de afianzar ganado 4 competencias en el año 1968 y alzandosé con el título de ese año, derrotando a sus clásicos rivales: Las Liebre MkII Torino de Oreste Berta. Este auto, marcó un después en la categoría ya que se convirtió en el primer Sport Prototipo en salir campeón de Turismo Carretera.
El color de este coche se decidió a última hora. Cuando el coche estuvo listo llegó la hora de pintarlo. Al no encontrar pinturerías abiertas (Eran las 2 de la mañana), se decidió buscar en el taller. Se hallaron tres colores: Rojo, Amarillo y Blanco. Un litro de cada uno. Mezclando esos colores, se obtuvo el Naranja inicial de este auto. Pero cada vez que finalizaban una carrera, no podían repetir el color para tapar los bollos y rayones. Fue entonces que apareció General Motors, ofreciendo el apoyo oficial al equipo, además de lanzar una serie de autos pintados de color naranja, pintura con la cual restauraban el auto. A partir de allí, el auto se guardaba en los galpones de General Motors en San Martín (Buenos Aires). La pasión que generaba era tal, que los hinchas de la marca acudían hasta los galpones para ver la salida del vehículo.
Debe su nombre al color con el que fue pintado, y al apodo con el que lo bautizó José Tomás Onetto, un periodista de Diario Clarín que cubría por ese entonces las alternativas del automovilismo nacional y que quedara impresionado con el andar del coche por su velocidad y su potencia.
Tras sus participaciones en el Turismo Carretera, Pairetti terminaría vendiendo su coche al piloto Eduardo Bouvier, quien años más tarde se convertiría en presidente de la categoría Fórmula Renault Argentina. Bouvier, adquirió el vehículo en el año 1971, utilizándolo para competir en carreras de Sport Prototipo, llegando a cortarle el techo para obtener un mayor rendimiento. Tras su retiro como piloto profesional, inició su trabajo de restauración, el cual finalmente vería la luz en el año 2011.
El 3 de diciembre de 2009, fue presentado en el Autódromo de Buenos Aires, una réplica exacta del Trueno Naranja, que fue piloteado por el propio Pairetti, acompañado de su eterno acompañante Héctor "Laucha" Ríos. El coche fue fabricado en la Facultad Regional de Balcarce de la Universidad Tecnológica Nacional y presentado en febrero de 2009, durante el transcurso de la segunda fecha del calendario del Turismo Carretera. La presentación en Buenos Aires, fue una parte de los festejos del cierre de año de la categoría. A diferencia del original, el Trueno Naranja modelo 2009, está impulsado por un motor Chevrolet de 3000 cm3 como los que se utilizan actualmente en el TC en reemplazo del original 4.1 de 1968. El kit mecánico también incluye una moderna caja Sáenz de 5 velocidades como las cajas reglamentarias del TC actual.
Tras la presentación de esta réplica, Bouvier hizo públicas una fotografías en las cuales exhibía al Trueno Original en avanzado estado de restauración. Su trabajo, finalmente culminaría de forma exitosa en el año 2011, cuando por fin pudo presentar al Prototipo original durante la Caravana del TC, organizada por la Asociación Corredores de Turismo Carretera para conmemorar los 75 años de dicha categoría.
Carreras ganadas
Fecha Competencia Piloto Promedio
14 de julio de 1968 Autódromo Oscar Cabalén Carlos Pairetti 169,951
18 de agosto de 1968 Autódromo Oscar Cabalén 170,643
29 de septiembre de 1968 Autódromo de Buenos Aires 170,336
24 de noviembre de 1968 Autódromo de Buenos Aires 170,875
titulos
Título Categoría Piloto Año
Campeón Turismo Carretera Carlos Pairetti 1968
MAS DATOS
Visitante Nro: